cintas lema
Lema 2022

Como todos los años, proponemos un lema que nos ayude a mirar la vida, a mirar nuestras formas de hacer, nuestros modos de habitar el mundo, la escuela, las comunidades. Mirar, como nos invita La Salle, con ojos de fe.

Este año, el lema es también una invitación a caminar de un modo distinto, al modo de Jesús. Un modo de caminar que favorezca el encuentro, que reconozca y potencie lo mejor de las personas. Un caminar que haga camino y que se comprometa en la construcción de la fraternidad a sabiendas de que, en nuestra vida, un ser humano “no se realiza, no se desarrolla ni puede encontrar su plenitud si no es en la entrega sincera de sí mismo a los demás” (Fratelli Tutti, 87).

Caminos de esperanza, compromiso de fraternidad. Estamos llamados a hacerlo, a consolidar y afianzar con cada acto de fe hacia el otro y para el otro nuestro compromiso con el mundo que habitamos y que nos rodea, nuestro compromiso con la educación, con la casa que nos encuentra, con la vida. Que la entrega sincera a los demás sea nuestro modo de caminar. Un modo comprometido con los otros y orientado al amor. Caminos de esperanza, compromiso de fraternidad. Porque desde nuestra vocación comunitaria de educadores estamos llamados a promover la fe. Estamos llamados a caminar juntos y a soñar con un camino que nos haga renacer como una nueva humanidad, más cercana, más fraterna, solidaria y de todos.

 

lema